¿A quién nos dirigimos?

Bebés y niños

Adolescentes

Embarazadas

Adultos con dolor

Bebés y niños

El motivo más frecuente de consulta en bebés suele ser cólico del lactante. La definición más extendida del cólico del lactante es: » episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado». Desde la osteopatía lo tratamos con suaves maniobras que ayuden a llegar a un mejor equilibrio y menor irritabilidad. Por lo que un bebé está irritable tiene que ver con la posición intrauterina, circunstancias de stress en la madre durante el embarazo, parto,… Dos o tres sesiones son suficientes para que el síntoma remita. Durante el primer año de vida, puesto que es el año de mayor cambio, hay momentos en que es interesante tratar al niño en desarrollo: a los 6 meses cuando se inicia la sedestación, a los 9-10 meses cuando empieza a gatear, a los 13-14 meses al inicio de la marcha.

Hay procesos frecuentes durante la infancia en los que la osteopatía puede dar un alivio. El objetivo de la osteopatía es favorecer la salud y los propios mecanismos de autocuración y regulación, los cuales están muy presentes en la infancia. La osteopatía no es más que un acompañamiento durante el crecimiento para que las compensaciones sean mínimas.

img_0811

Durante los 5 primeros años de vida son frecuentes los procesos de otitis, bronquitis, bronquiolitis, diarrea o estreñimiento. Esto es debido a que la mayor parte del sistema inmunitario se encuentra reactivo en el tubo digestivo, y en el sistema respiratorio. Así pues, un proceso aislado no constituye un problema, pero cuando se entra en una dinámica donde los problemas se repiten una y otra vez, el acto terapéutico puede romper dicha dinámica, además de estimular el sistema inmunitario para salir de la misma. Estas técnicas consisten en la realización de movilizaciones de la caja torácica y del abdomen, relajación del diafragma, técnicas de drenaje, restablecimiento y equilibrio de los ritmos vitales, etcétera.

Alteraciones de conducta y del sueño también son frecuentes, y se pueden tratar no sólo desde la osteopatía, sino también desde el entendimiento del sistema familiar y conductas aprendidas.

img_1830

Más adelante, ya desde entorno a los 6 o 7 años de edad, pueden estar presentes signos patológicos en relación a deformidades de la caja torácica y de la columna, pectus excavatum, carinatum, escoliosis idiopática, y cifosis juvenil o cifosis de Scheuermann. Estas son algunas de las más frecuentes que pueden aparecer durante el crecimiento. La observación hace que se puedan detectar signos de alarma, y de que el tratamiento adecuado se pueda aplicar de una forma precoz y más eficiente, en caso de ser necesario. Se recomienda una o dos revisiones anuales cuando hay sospecha o antecedentes médicos y cuando se documenta con pruebas médicas que hay una progresión de la deformidad es cuando se empieza con tratamiento regular de fisioterapia.

Adolescentes

En la adolescencia, la consulta más común suele ser debido a las alteraciones posturales o de la columna ya antes mencionadas. En estos casos, el paciente suele acudir con las pruebas médicas ya realizadas. Para este tipo de pacientes, tenemos grupos de trabajo basado según el Método Schroth, con las modificaciones implementadas por el Dr. Rigo en la escuela de Barcelona.

img_1849-2

Embarazadas

Durante el embarazo el cuerpo cambia y está en contínua adaptación a un útero que crece. En esta adaptación el cuerpo puede desarrollar síntomas, el más frecuente es el dolor. Desde la osteopatía se puede hacer un acompañamiento de todo el embarazo para que haya una mejor adaptación y sea un embarazo agradable y sin dolor. También se realiza una preparación al parto física y emocionalmente. Se trata de vivir el embarazo y la conexión con la nueva vida que se va desarrollando de manera consciente y plena.

También hay técnicas que favorecen que la adaptación postparto sea más rápida.

Adultos con dolor

El dolor tiene un origen normalmente multifactorial con influencia mecánica ( postura, hábitos,…) y emocional (conciencia corporal, gestión emocional,…) entre otras. Para el dolor ya sea agudo o crónico utilizamos la exploración y técnicas osteopáticas inicialmente y para la modificación de hábitos y mejora de la postura seguimiento fisioterápico.

Para todos los casos, el abordaje es integrativo respecto al individuo y su entorno laboral, familiar y sistémico.